El gobierno de Santa Fe presentó un proyecto de ley en la Legislatura para la creación del Código Procesal Penal Juvenil, una normativa que hasta el momento no existe en la provincia y que presenta como novedad, entre otras, la realización de juicios orales y la creación de la figura del querellante, similar a lo que ocurre en el sistema penal para mayores.

El secretario de Justicia de Santa Fe, Gabriel Somaglia, brindó este martes algunos detalles del proyecto de nuevo código que regulará todas las cuestiones judiciales para adolescentes de entre 16 y 18 años.
Somaglia remarcó que Santa Fe “no tiene un código específico cuando menores entre 16 y 18 años son juzgados mediante un procedimiento que no es el mismo que para mayores. Con esta norma se busca incluir los juicios orales para el proceso penal para menores, el sistema acusatorio y darle mayor participación a las víctimas de delitos cometidos por menores de edad”.
En ese sentido, Somaglia adelantó que “se habilitará la posibilidad de constituirse en querellantes y que haya una justicia especializada en menores, no sólo con la tutela del viejo Patronato, sino con una especialidad en criminalidad cuando los menores de entre 16 y 18 años quebrantan la ley”, agregó.

Tránsito gradual, pero inmediato
Somagila recordó que el actual Código Procesal Penal para mayores en Santa Fe se sancionó durante la gestión del gobernador Jorge Obeid, a fines de 2007, y se puso en práctica en 2014, durante la gestión de (Antonio) Bonfatti. «Un cambio en el sistema procesal requiere, no sólo de un código que regule el proceso de enjuiciamiento de menores, sino que implica una serie de ajustes instrumentales que llevarán un tiempo», dijo.
“Aquí ya tenemos jueces de menores y fiscales, muchos de los cuales se especializaron en minoridad, entonces se puede transitar de una manera gradual en forma muy inmediata. Todo proyecto de ley inspira un propósito de lo que debe ser. Y muchas veces, ese objetivo no se refleja en la realidad”, sostuvo.
Somaglia agregó que en la actualidad “el Estado tiene más de 240 jóvenes, de entre 16 y 18 años, bajo la órbita de la justicia penal juvenil. Esos chicos vienen de hogares y situaciones personales excesivamente vulnerables, depresivas económicamente y vinculadas al consumo de estupefacientes”.
“El abordaje para la reinserción en la sociedad de esos chicos, genera una expectativa en una sociedad competitiva que desafía al Estado en tener que abordar políticas de culturas en relación al aprendizaje y a la salud. Este nuevo código habilita a que distintas áreas del estado puedan trabajar en esta problemática”, subrayó el funcionario provincial.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE