«Sería bueno que los esfuerzos se hagan en todos los sectores» dijo ayer el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti se mostró en franca contraposición con la creación de un fondo estabilizador para regular los precios del trigo y la suba de retenciones. Ayer, al referirse a la creación de un fondo estabilizador para regular los precios del trigo, el gobernador fue muy claro: “Yo creería mucho más en un recurso que les llegue a los jubilados que cobran la mínima o a una familia con asignación universal, que a distorsionar o poner recursos en la cadena que después no sabemos cómo bajan”, dijo Perotti durante el acto de apertura de sobres de la licitación que lanzó su gobierno para la construcción del Gasoducto Metropolitano. 
Nuevamente el mandatario provincial decidió ubicarse del lado de los sectores productivos, en particular de aquellos que tienen un fuerte arraigo en Santa Fe y, en muchos casos, son el principal sostén de numerosas comunidades. 
El gobernador aseguró ayer que la guerra entre Rusia y Ucrania cambiará el mapa de la producción mundial de alimentos. “Yo hubiera empezado por aprovechar las oportunidades y dar una señal a todos nuestros sectores para ver cómo aprovechamos al máximo la posibilidad de crecer en la producción de granos y harina al mundo”, dijo al explicar su posición. 
“Eso fue lo que le transmitimos al presidente la semana pasada, el conflicto bélico genera incremento de costos de algunos insumos que importamos y suba de precios de productos que exportamos”, añadió.  Tras manifestar su deseo de que avance el proceso de paz, profundizó su análisis: “La reconstrucción que habrá que hacer de Ucrania, no les va a permitir a ellos ser proveedores normales y habituales de todo su potencial en trigo o girasol. Alguien va a tener que ocupar ese espacio y es una enorme oportunidad para la Argentina”, precisó. En sintonía con ello, recordó las medidas que en esa dirección ha tomado el gobierno de Santa Fe. “Hemos lanzado nuestro propio programa de aliento a los productores con líneas de financiamiento promocionadas para que podamos crecer en producción de trigo, de maíz, soja y en las producciones frutihortícolas”. Para Perotti, el país “tiene que dar un salto y estimamos que vamos a crecer un 20 por ciento en nuestro esquema de producción de granos para proveer a nuestros molinos, y la transformación de granos en proteína para carnes y leche”. 

No a las retenciones
Si bien el gobernador se pronunció en contra de las retenciones, aclaró  que está de acuerdo en resguardar los precios de la canasta familiar y los ingresos de los sectores más desprotegidos. Pero no dejó dudas en su reclamo al pedir «que los esfuerzos no recaigan solamente sobre el sector agropecuario», recalcó el mandatario santafesino. 
“Los precios que subieron a nivel internacional no fueron sólo los de los granos; subieron también los del petróleo crudo y los minerales, con lo cual sería bueno que si estamos pensando en un esquema solidario, que ese esfuerzo se pueda hacer en conjunto” subrayó Perotti. El gobernador instó a “analizar cuál es la mejor manera de llegar al bolsillo de esas familias con necesidades”.
Para explicitar su rechazo a las retenciones, recurrió a la experiencia reciente de las políticas económicas aplicadas en la Argentina. “No estamos de acuerdo con que la industria tenga una suba de retenciones porque entendemos que es una instancia que no funcionó en la etapa anterior”, dijo el rafaelino titular del Poder Ejecutivo provincial. Y recordó que el propio Alberto Fernández, en el inicio de su gestión, retrotrajo las alícuotas de las retenciones al 31%. 
Sin embargo, en el actual contexto de aumento de los precios internacionales y ante la situación interna de emergencia, el gobierno nacional volvió a llevar las alícuotas de algunos productos al 33% –entre ellos la harina y el aceite de soja- hasta el 31 de diciembre. “Ojalá nos equivoquemos y funcione perfecto –dijo Perotti-, pero no estamos de acuerdo en que cuando se da la suba de precios tengamos que generar sobre nuestra industria agroalimentaria una suba adicional”. Y marcó sus  diferencias de fondo con este tipo de medidas: “Nuestra defensa tiene que ver con algo más profundo, como es la defensa de la industria nacional, de la incorporación de valor agregado. No queremos que lo que puede hacer la Argentina lo termine haciendo India o China, que son los que se llevan los granos para industrializarlos en su país. Y que nos tienen que dar sin dudas las divisas que necesitamos porque es más caro vender harina o aceite que vender porotos”. 
Cabe recordar que, en mayo del año pasado, fue una de las voces que se escuchó con más fuerza en contra del cierre de las exportaciones de carne vacuna. Hace una semana, en la audiencia que mantuvo con el presidente Alberto Fernández, el gobernador Perotti le había expresado su disconformidad con el cierre de las exportaciones de aceite y harina de soja. “La suspensión de las exportaciones frenará el ingreso de las divisas que necesita el país”, le dijo en esa ocasión, y advirtió: “Se debe tener cuidado con incentivar la desindustrialización. Lo que necesitamos es generar empleos y lograr inversiones”. Durante aquel encuentro, además, Perotti le propuso al presidente crear un gran programa de incentivos para aumentar la producción de trigo. 
Perotti en la jornada de ayer, dejó en claro cuál será la postura del gobierno que encabeza, de cara al futuro de este tema. “Esta discusión la vamos a continuar, porque creemos en la defensa de la agroindustria. Reitero, es una enorme oportunidad para la Argentina y bien vale insistir con lo que estamos haciendo en la provincia de Santa Fe: alentar a nuestros productores con líneas de financiamiento concreto. Tenemos que crecer con más trigo, más maíz, más soja y más producciones frutihortícolas», sentenció.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE