El bloque oficialista en el Senado propuso que los evasores aporten para pagar la deuda del FMI.

Los argentinos tienen casi 420.000 millones de dólares en el exterior o al menos fuera del sistema financiero local, cuando el PBI de Argentina en el 2021 equivale a casi U$S 460 mil millones. El bloque del Frente de Todos en el Senado propuso que los evasores aporten para pagar la deuda del FMI. Al mismo tiempo, presentaron un proyecto para levantar el secreto bancario que permita detectar a esos contribuyentes que no pagaron impuestos. La propia vicepresidenta había sugerido tres meses atrás que sean estos quienes abonen el crédito que el Fondo le dio a Mauricio Macri y que derrochó en la salida de divisas de las grandes corporaciones y ultra ricos.

El documento plantea crear un “Fondo Nacional para la Cancelación de la deuda con el FMI”, que será financiado con un nuevo “aporte especial de emergencia”. Será pagado por quienes tengan bienes en el exterior no declarados ante el fisco. Los alcanzados deberán abonar en dólares un 20% de esos activos si lo hacen durante los primeros seis meses de vigencia. En caso de hacerlo con posterioridad, la alícuota ascenderá al 35%.

Argentina ostenta el quinto lugar por su volumen de evasión fiscal en todo el planeta, pero asciende al cuarto si se evalúa la relación PBI/evasión, precisó OCIPEx. En su informe «Aportes a la política exterior en el marco de la crisis mundial» resaltó con énfasis que los únicos países delante de Argentina tienen menor tamaño y capacidad económica. Por esto, el volumen de evasión es al menos veinte veces menor en esos países. En comparación, cuadruplica el indicador de elusión con relación a su PBI respecto a Estados Unidos.

La elusión y evasión fiscal llegan a ser, en promedio, el 6% de PBI en América Latina. Si se compara con el gasto en salud para ponerlo en perspectiva, que promedia con el 2,3% del producto regional, se evidencia la gravedad.

En Latinoamérica, “las economías se encuentran cada vez más expuestas a la aparición de una crisis debido al alto nivel de interdependencia, desregulación de la cuenta capital y altas tasas de elusión y evasión fiscal que termina el ciclo en guaridas fiscales”, apuntó el centro de estudios de relaciones internacionales.

“El espíritu de la iniciativa es saludable, implica cobrar más a los que más tienen, en una estructura impositiva muy regresiva”, celebró el economista jefe de FIDE, Nicolás Zeolla a El Destape. Existen 417.507 millones de dólares en el exterior o al menos fuera del sistema financiero local. De ellos, se encuentran declarados ante la AFIP sólo 69.000 millones de dólares, según se desprende del impuesto sobre los bienes personales del año 2020.

Desde lo técnico, economistas aclararon a este medio que para aplicar este proyecto se deberán analizar los números en detalle, puesto que cobrar un impuesto en pesos es diferente que en dólares. El monto de la formación de activos externos que se enuncia contempla varias etapas y no está claro cuánto del stock se constituyó con la deuda del Fondo, ni necesariamente que «esté en el exterior».

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE