Ayer, promediando las 13 horas se vió interrumpido el suministro eléctrico en todo el departamento San Cristóbal y 9 de Julio por el corte de un cable de alta tensión a la altura de Curupaity.

El agobiante calor no fue el mejor aliado para transcurrir un corte del servicio eléctrico, que en la ciudad duró, con intermitencias, casi 11 horas. El enojo de la gente se hizo sentir en las redes sociales y grupos de Whatsapp.

Los generadores, siempre se supo, no alcanzan a abastecer a toda la ciudad y mucho menos su zona de influencia, como así lo hacen los que se encuentran en la ciudad de Ceres, pero ésta cuestión poco le importó al senador Michlig y «su gente» a la hora de sacarse fotos y autofelicitacitarse, hace unos años atrás, cuando después de un corte de similares características y bajo la presión de la opinión pública, tuvieron que «gestionarlos».

Claramente un parche que de muy poco sirve. Parece ser que la capital departamental está condenada al abandono y la desidia. Se recorren cuentos de kilómetros entregando limosnas cuál señores feudales, pero a la hora de gestionar y concretar obras importantes y necesarias dejan mucho que desear. Durante 12 años tuvo el senador un gobierno provincial de su signo político, pero recién ahora se acuerda de las rutas, de los caminos, de los sueldos y seguramente de los benditos generadores que no alcanzan.

Un capítulo más que lamentablemente se escribe en la historia triste de ésta ciudad que alguna vez fue la más brillante de la zona norte de la provincia y hoy está convertida en apenas una sombra.

Por otra parte no podemos dejar de felicitar a los operarios de EPE provincial que trabajaron intensamente para que el servicio se reestablezca lo antes posible.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE